Descripción:

Luis J. Morales. asfixió a Sara con  un cinturón, y luego botó su cuerpo en un basurero en el barrio Rosas Pampa (El Alto, La Paz Bolivia). Según versiones de familiares Sara y su bebé de 7 meses subieron en un auto prestado  a la ciudad de El Alto para conversar con él y negociar las pensiones que debía pagar para la manutención de la bebé.

El informe del director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen de El Alto, coronel Félix Rocha, el cuerpo de Sara fue hallado en un basural de la zona Rosas Pampa. Ambas fueron denunciadas como desaparecidas el pasado 7 de octubre.

Agentes de la División de Análisis Criminal e Inteligencia (DACI) de la Policía capturaron a Luis Morales en un barrio de la ciudad de El Alto.

“De acuerdo con las investigaciones de la Policía, realizadas durante el fin de semana, la víctima de feminicidio se citó con el padre de su bebé en el domicilio de éste, pero el hombre la abordó cuadras antes de la casa y la asesinó con sus manos debido a que mantenía otras dos relaciones sentimentales. Después de acabar con la vida de la mujer agarró a su primogénita y también la asfixio para después botarla en un basural de la zona, sostiene el informe policial”, según difundió el diario La Prensa.

La madre de la víctima, Candida Cuya, dijo que el hombre tenía rasguños en la cara y las manos lo que hace presumir que fueron heridas causadas por su hija cuándo intentaba defenderse.

Candida y  Benito, padres de Sara, piden ayuda para hallar el cuerpo de la bebé Keyla, su única nieta. Según Morales, dijo que la había asesinado y metido dentro de una mochila que dejó en un contenedor de basura en la zona de Achocalla. Luego cambio su versión y dio otros lugares pero los investigadores de la FELCC, no hallaron nada en diversos rastrillajes.

“Yo ahora sólo quiero encontrar el cuerpo de mi nieta para poder enterrarla, pido justicia para sepultarla”, pidió la madre de Sara y abuela de Keyla.

 

Estado del Caso

El acusado de feminicidio Luis J. Morales se encuentra detenido en Chonchocoro. Se aprendió también a su concubina  María José Quisbert, el día  21 de octubre de 2015 se llevó a cabo una audiencia cautelar que determinó su complicidad, fue trasladada a la cárcel de mujeres de Miraflores.

Ambos siguen negando su culpabilidad y “contradiciéndose” afirma Candida, mamá de Sara. El viernes 28 de octubre de 2016 se llevará a cabo un careo (Interrogatorio que se hace a varias personas situadas frente a frente) para ver si por fin pueden saber qué pasó con la bebe Keyla.

Dónde está la bebe keyla?

Keyla nació el 11 de julio de 2015, desapareció en Octubre del mismo año y aún no se sabe si fue asesinada o víctima de trata y tráfico……”la incertidumbre es el dolor más horrible porque se sufre con los supuestos que se vuelven eternos”. La abuela solo pide..”aunque sea entreguen el cuerpo”

“Jesusita está enterrada debajo de un sistema de justicia donde su vida no vale nada. No puede respirar por la putrefacción que provoca la negligencia y la crueldad con la que se trata a su abuela. Jesusita está enterrada debajo de la porquería que habita la Fiscalía. Ella no es víctima de violencia machista, es víctima de violencia sistémica, ella es víctima de violencia estatal” del artículo Keyla es nuestra jesucita

Protestas y Red de Solidaridad

Los medios reflejaron las protestas de las compañeras de Sara, de la carrera de Contaduría Pública de la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), quienes exigían justicia y la pena máxima de 30 años, sin derecho a indulto. Se ha creado una causa vía facebook que se encarga de dar seguimiento al caso, promover la campaña de difusión para encontrar a Keyla y de solidaridad con la familia de Sara. La Fan Page se denomina Justicia para Sara Peñaranda

Media del caso