Fabiola Cáceres

3 03America/La_Paz noviembre 03America/La_Paz 2016 | Perfiles

Fabiola tenía 25 años y quería defender su tesis a finales de este año, egresó de la carrera de Auditoría.  Fue asesinada el 31 de julio y se presume  fueron Marcelo Jarandilla de 35 años (primo hermano del novio de Fabiola) y Jorge Alejandro Castillo Loayza ( el novio según declaraciones de familiares y amigos de Fabiola). Los tres participaron de la entrada universitaria y los tres estuvieron en el domicilio del  Marcelo Jarandilla,  escena del crimen.

Castillo negó en una rueda de prensa ser el novio de Fabiola, declarando que no tiene ninguna participación en el hecho. No obstante, según versiones de Jarandilla, Castillo había asistido a su domicilio cuando lo llamó solicitando ayuda en el momento en el que Fabiola se ahogaba.La defensa de ambos implicados, alega “asfixia por sustitución de fluidos gástricos y bronco aspiración” por exceso de consumo de bebidas alcohólicas, de acuerdo al certificado provisional de defunción por el médico forense.

El abogado de Jarandilla afirmaba que Fabiola había iniciado una relación sentimental con Marcelo el mismo día de la entrada universitaria, por lo que ambos se dirigieron a su domicilio. El autor confesó que mantuvieron relaciones sexuales.

Acusado de feminicidio pasea, tomando heladitos, con sus custodios en La Paz

El protocolo de Autopsia

Detalla todas la lesiones que hay en el cuerpo de Fabiola, tenía muchos golpes, también estableció que hubo agresión sexual.

PARA TOMAR EN CUENTA

  • El 25 de Noviembre, a horas 15:00,se llevará a cabo una audiencia ante la petición de cesación de detención preventiva de Jorge Castilla.(quien sigue negando la relación Fabiola)

  • Posible manipulación de las pruebas médicas forenses
  • Existen todas las condiciones necesarias para que los acusados sean sentenciados por feminicidio.
  • Jarandilla, por su parte, presentó una solicitud de cesación de la detención preventiva en la cárcel de San Pedro que fue negada en su totalidad

La historia de la NECROPSIA

Se solicitó la necropsia tres veces sin que, pese a reiterados intentos, se fije una fecha. Se solicitó control jurisdiccional a la Juez quien solicitó informe a la Fiscal asignada al caso, Karina Cuba Chirinos. Ella respondió señalando que se había fijado la fecha (a casi 3 meses de la muerte de Fabiola),  para el 27 de octubre.

Presentamos un memorial solicitando se pueda señalar una fecha más próxima para la realización de la necropsia porque a medida que pasa el tiempo, la evidencia podría desaparecer. Similar solicitud se presentó ante Fiscalía Departamental de La Paz.

Ya para entonces, se puso en conocimiento de la Defensoría del Pueblo estas irregularidades, quienes respondieron comprometidos con la defensa de los derechos humanos  y con un gran sentido de justicia,  se apersonaron a hablar con la fiscal asignada al caso, quien tajantemente señaló que ya se tenía una fecha prevista para la necropsia (27 octubre). Ante esta situación, solicitamos audiencia con el Fiscal de Distrito, quien no pudo recibirnos y fuimos atendidas por el Sr. Tanacio quien nos da la grata noticia de que la fecha para la necropsia ya había estado prevista para el 19 de octubre. Ese mismo día estaba planeado con muchísima anterioridad el desprecintado,  la inspección técnica ocular y la reconstrucción de los hechos.

Pese a que entendíamos que ese día sería extremadamente agotador, hicimos lo posible para que todo se realice conforme lo planeado. La fiscal señaló que la realización de la necropsia sería a las 5 am y después de notificar al Cementerio General, nos informan que no era posible realizar la necropsia a esa hora pues hay horarios de atención y a esa hora en el Cementerio General no había personal disponible. Se pone en conocimiento de la Fiscal  esta situación, quien reprograma la necropsia para el 27 de octubre.

La solicitud de necropsia se realizó porque la familia tiene razones para objetar la pericia (protocolo de autopsia) elaborado por el Médico Forense, Edgar Gisbert Monzón, puesto que, cuando los padres de Fabiola se enteran de su deceso, se les informa que ya se estaba realizando la autopsia de ley, y ellos en su legal y legítimo actuar, solicitan entrar y de manera grosera y arbitraria se les impide. Posteriormente se contratan los servicios de un abogado, quien luego de vestir lo  necesario para ingresar a la autopsia (poncho de nylon, guantes, etc) solicita ingresar y se le niega una vez más el ingreso.

El hecho de no haber permitido el ingreso de los familiares a la autopsia, ha generado mucha susceptibilidad en los familiares, sobre todo si también se le negó el ingreso a su abogado.Hay observaciones a la autopsia practicada, y  después de muchas solicitudes para realizar una necropsia, parecería que el principio de celeridad establecido en el Código de Procedimiento Penal y Ley 348, no se aplican en el presente caso.

En las solicitudes de necropsia se solicitó también, se designe a otro médico forense para la realización de la misma, es decir que no fuera el mismo médico forense que realizó la autopsia, sin embargo esta solicitud no fue tomada en cuenta y el Dr. Edgar Gisbert Monzón, es quien realiza  la necropsia el pasado 27 de octubre. Tampoco se tomó en cuenta que tanto la familia de Fabiola como la defensa del Sr Jarandilla, propusieron a sus respectivos peritos, sin embargo, los peritos propuestos fueron aceptados únicamente en calidad de Consultores.

A la fecha estamos a la espera del respectivo protocolo de necropsia.

Lizbeth Zárate – Abogada de Fabiola Cáceres

Media del caso / fotos / videos